Algunas de mis pisadas...

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Periodista; ubicada felizmente en este pais "das fadas" y con muchas miradas para observar estos tiempos.

sábado, 1 de diciembre de 2018

MONEDAS DE PASIÓN





Se me llenan los bolsillos
Foto: Saramarfer
de tu mirada pálida
sin colores de tiempo,
con el brillo del alba.

Rebusco lo único que tengo
con flores de infancia
y guirnaldas lozanas
que escriben tonadillas
para bailarlas descalza.

Aprieto las manos
con memoria perfumada
que despide tu rostro
en la sombra de la esquina
para rellenar mi entraña.

Se me llenan los bolsillos
con las monedas de tu pasión
que liquidan la deuda vital
para dejarme sin nada.

jueves, 15 de noviembre de 2018

RECELO DEL ABSURDO




Grotesca mirada nocturna
Foto: Saramarfer
que acaricia el rayo de luz
agrietando mi azabache
entre brillantes hechuras.

Prefiero herir el aliento
y esconder saetas de miedo
que envenenan palabras
que causan recelo.

Las sombras dormirán
en la inquietud sorda
rodeando el crepúsculo
para amortajar el ruido.

Mientras, espero tu risa
que despertará el preludio,
hilvanando albores,
que rematan
absurdos.

jueves, 4 de octubre de 2018

VERSOS DE OTOÑO





Foto: SaraMarfer
Te compro tus sueños
con monedas de plata
que lucen como la luna
con deseos de agua.

Te compro tu voz
entrecortando esta calma
sin necesidad de exclamar
con tintineo de escarcha.

Te vendo mis miedos
entre cuevas de palabras
con frío en las vetas
que fluyen y escapan.

Te vendo mis pisadas
con los cordones rotos
para destropezar la zancada
que hechiza la senda mansa.

Te compro y te vendo
te anhelo y te malgasto
pero sigo mirándote
desde el otoño de mis entrañas.

domingo, 9 de septiembre de 2018

LA RUPTURA



Destripo el miedo latente
que acelera mi espanto
Foto: Saramarfer
al ver las quimeras
que arrastran este paso.

Quiebro mis venas
con el bisturí del recuerdo
para extirpar dolores
que saben del pasado.

Arruino el silencio
que martillea mi mente
para vaciar los juegos
que sabían de tu suerte.

Descanso en mis brazos
estéril de gente
sola de palabras,
para arrullar otra esperanza.

Cierro mis ojos para soñar
reordenando pasiones
amansando la rabia,
para reposar en calma.